At. al Cliente 664.543.139    L-V 10:30H-13:30H    PAGO 100% SEGURO.

 Mi cuenta

¿Por qué un niño anda de puntillas? ¿Me he de preocupar?

       

¿Por qué un niño anda de puntillas? ¿Me he de preocupar?

¿Por qué un  niño, cuando empieza a dar sus primeros pasos anda de puntillas? ¿Me he de preocupar si camina así? ¿Has qué edad?

Si te interesan las respuestas a estas preguntas no dejes de leer este post hasta el final. Hemos recabado la información de los especialistas para facilitarte la respuesta.

El momento de dar los primeros pasos es uno de los más interesantes en la vida de un recién nacido.

Papá y mamá están a la expectativa y por nada del mundo quieren perderse ese gran acontecimiento. Si ya has tenido un hijo sabrás perfectamente de lo que estamos hablando.

Han sido semanas y semanas de gateo e “intentonas” de ponerse en pie. Poco a poco lo ha conseguido y ya no se queda quieto en un mismo lugar sino que empieza a coger velocidad.

Ahora bien. Te has dado cuenta de que no apoya toda la superficie del pie sino que observas que más bien anda de puntillas.

Es entonces cuando te asalta la duda de si es normal. No te habías dado cuenta todavía porque hasta ahora no tenía otra preocupación que proteger sus pies con unos buenos patucos de bebé. Para que no pase frío.

¿Es preocupante si el niño anda de puntillas?

Es normal que te preocupes cuando tu bebé haya alcanzado cierta velocidad al caminar y veas que está dando sus primeros pasos de puntillas.  Te asalta la duda y empieza a preguntarte si es normal.

Pues bien. Hemos preguntado a los especialistas y nos han dicho que hasta los dos años y si no existe ninguna enfermedad neurológica puede considerarse normal que ande de esta manera.

Sí que es conveniente señalar que si al cumplir los tres años continúa andando y corriendo de puntillas, aunque realice el apoyo voluntario de pies, ya se podría considerar algo patológico. Es entonces cuando no hay que pensárselo mucho y acudir al podólogo.

Lo que sí resulta curioso es comprobar que lo de que el niño ande de puntillas afecta más a los chicos y a las chicas.

¿Qué es lo que puede estar causando que tu hijo o tu hija ande de puntillas? Pues una de las razones, como tantas veces, es la herencia genética.

Pero pueden existir otros factores. Este trastorno del pie puede deberse también el hecho de que el bebé haya nacido prematuro. O como consecuencia de alguna dificultad en el parto que en ese momento se solucionó sin mayores problemas pero trajo esa consecuencia.

Hay otras razones que explican que el niño ande puntillas. Algunos médicos lo atribuyen al  hecho de haber usado un andador. Ya sabes que el debate sobre el uso del andador siempre ha estado ahí y aunque es un artilugio cómodo para los padres no acaba de estar bien considerado por los pediatras.

¿Existe tratamiento si el niño anda de puntillas?

Sí. Sí que existe, por supuesto pero hay que contar con la opinión y los tratamientos de pediatras, neurólogos y profesionales de la fisioterapia. Ya te hemos dicho que sólo te debes preocupare si anda de puntillas después de cumplir los tres años.

Todos estos profesionales tendrán que trabajar de manera conjunta para averiguar primero con el origen de andar de puntillas y después abordar la solución.

En muchos de nuestros posts hemos recomendado una visita al podólogo aunque sea a muy temprana edad. Es igual de conveniente que visitar al dentista y que observe si puede llegar a tener alguna patología.

Como todas las enfermedades o anomalías, cuando antes se detecte, mucho mejor.

Desde el punto de vista estrictamente médico y según fuentes de la Unidad de Podopediatría Clínica Universitarias de Podología de Universidad de Extremadura en declaraciones a la revista guiainfantil.com “el tratamiento va orientado a prevenir el acortamiento definitivo de los músculos que causan la deformidad. Esto se lleva a cabo mediante tablas de ejercicio personalizadas y supervisadas por el profesional sanitario que va a ir valorando la evolución, para que en un futuro la marcha se normalice”.

Zapatos primeros pasos bebé siempre fundamentales

Los pies de los recién nacidos, al menos durante los primeros meses, siempre han de estar descalzos.

Con sus pies descalzos también exploran el mundo. Y son estímulos que no les debemos quitar. Bien es cierto que si hace mucho frio hay que ponerles unos buenos patucos y protegerles. Los patucos también son buenos para protegerles de un golpe.

Una vez que ya observemos que van a dar sus primeros pasos debemos comprarles zapatos que ayuden a este cometido, es decir, a dar sus primeros pasos.

En nuestra zapatería infantil los podrás encontrar. Zapatos para bebés adecuados, flexibles y con suelas antideslizantes que les van a ayudar en este cometido.

Esto es todo lo que te queríamos contar. Si tu hijo o hija empieza a dar sus primeros pasos y lo hace de puntillas no debes preocuparte hasta que cumplan los tres años. Cumplida esa edad es entonces cuando debes ir a un podólogo.

Ya sabes que nosotros recomendamos acudir al podólogo nada más nacer porque siempre se puede detectar una anomalía en los pies y que cuando antes se detecte, más fácil es darle solución.

¿Cuál ha sido el proceso de los primeros pasos de tu hijo o hija? ¿Ha tenido  algún problema o todo ha ido a la perfección? Contéstanos a estas dos preguntas en la sección de comentarios. Estaremos encantadas de que lo hagas.

Y también estaremos encantadas si decides compartir este post por tus redes sociales. Sólo, claro está, si te ha parecido interesante. 

Publicado el 31/1/2022

       

RSS 2.0 (Los Zapatitos de Alba)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Recomendados