WhatsappWhatsapp 664.543.139  L-V 10h/13h TARDES NO  PAGO 100% SEGURO   GRATIS desde 50€

 Mi cuenta

Zapatillas de estar por casa para evitar las bacterias

         

En este post te damos las razones para cambiarse los zapatos antes de entrar en casa por unas zapatillas para evitar la entrada de bacterias a tu hogar.

Zapatillas de estar por casa para evitar las bacterias

¿Por qué es aconsejable que los niños e incluso los bebés tengan zapatillas de estar por casa? ¿Es bueno que se los quiten nada más entrar a casa? ¿Sabes que en la suela de los zapatos se pueden acumular hasta medio millón de bacterias algunas de las cuales pueden ser transmisoras de enfermedades? En este post vamos a dar respuesta a estas preguntas que te acabamos de plantear y porque es bueno ponerse zapatillas de estar por casa. Eso sí, sin ánimos de alarmarte. Venga, vamos allá.

Vamos a imaginarnos la siguiente situación. Tú sales con tu bebé o con tu hijo de pocos años a la calle y te vas a dar una vuelta por ejemplo a un parque. El peque, lo más lógico, es que dé sus primeros pasos, o que salga corriendo hacia un columpio.

Ya esté empezando a dar sus primeros pasos o ya se lance a caminar por sí mismo, las suelas de sus zapatos estarán en contacto bien con el asfalto, o con la hierba o con cualquier otra superficie. Eso por no hablar de que si ve un charco seguro que se lanza hacia él porque les atrae mojarse los zapatos. Pues bien, en todas estas acciones, dicha suela de zapato habrá ido recogiendo miles y miles de bacterias.

Y lo que es peor, esas bacterias pueden traer consigo algunas enfermedades. Se calcula que después de una salida las suelas de los zapatos pueden haber estado en contacto con alrededor de medio millón de bacterias.

Pues bien, si esos zapatos con todas esas bacterias entran en casa lo que estarás introduciendo también es toda esa cantidad de bacterias. Así que ya puedes suponer que sería muy recomendable que esos zapatos que han estado por la calle no entren a casa y que en tu puerta tengas zapatillas de estar por casa para evitarlo.

Evidentemente este es un consejo que no sólo se debe aplicar a los más peques de la casa, sino que es una práctica que deberían realizar todos los miembros de la familia.

Ahora es posible que entiendas mejor a todas estas culturas que prácticamente obligan a todo el mundo a quitarse los zapatos antes de entrar en casa. En muchas de estas culturas se camina descalzo por el hogar, pero, lo más lógico en nuestra cultura es cambiar esos zapatos que han estado en la calle por unas buenas zapatillas de estar por casa.

Vamos, que cambiarse los zapatos nada más llegar a casa es tan necesario y aconsejable como lavarse las manos antes de comer, porque en las manos también se acumulan un buen número de bacterias que pueden traer consigo ciertas enfermedades.

Bueno, no queremos ser alarmistas y tampoco vamos a decir que si no te cambias los zapatos cuando entras a casa vas a coger una enfermedad. Pero si lo piensas bien seguro que tiene mucho sentido común lo que estamos expresando en estas líneas, ¿verdad?

Lo cierto es que según un estudio de la Universidad de Arizona si se introducen los zapatos en casa puedes llevar una bacteria llamada E.Coli, que es la causante de numerosos trastornos digestivos. Esta bacteria se coge simplemente por el hecho de haber pisado las deposiciones de algunos animales. Dicha bacteria también se encuentra en los baños públicos.

Como ves –y, repetimos, no queremos ser en absoluto alarmistas- hay poderosas razones de salud para que os cambiéis –nos referimos al peque de la casa y también a toda la familia- los zapatos. Unos zapatos de ir a la calle y otras zapatillas de estar por casa es lo más adecuado.

Así que el cambio de zapatos nada más entrar en la intimidad del hogar es una cuestión de higiene. Del mismo modo que enseñas a tus peques a cepillarse los dientes tres veces al día para tener una boca sana, o a lavarse las manos antes de comer, cenar y desayunar, el cambio de zapatos debería ser otra rutina a la que acostumbrarles.

En otro orden de cosas no estaría de más que limpiaras las suelas de los zapatos con los que sales a la calle. Esto es una cosa muy sencilla aunque está más que claro que en España no tenemos la costumbre de hacerlo. Para lavar las suelas sólo tienes que utilizar un trapo previamente empapado con jabón.

Y sabes que incluso existen ciertos zapatos, como por ejemplo los que están confeccionados en lona que puedes meter fácilmente en la lavadora. Eso sí, en Los Zapatitos de Alba te aconsejamos que los metas en la lavadora pero con la precaución de introducirlos previamente en una bolsa de tela para evitar que encojan

Pues esto es lo que te queríamos contar en este post. Que como medida de higiene no estaría de más que no entraras en casa con los zapatos con los que has estado por la calle y que te los cambies por unas zapatillas de estar por casa que, además, son la mar de cómodos. Tienes zapatillas de estar por casa para tu bebé y para que hijo o hija de corta edad muy fresquitos para el verano y súper calentitos para el verano. Además, no nos negarás que quitarse los zapatos que has estado utilizando durante todo el día nada más llegar a casa es todo un placer, ¿verdad?

¿Te cambias los zapatos nada más entrar en casa? ¿Tienes esa costumbre? Cuéntanoslo en los comentarios.

Y si te ha gustado este post ¡compártelo!

Publicado el 16/8/2016 en Consejos calzado infantil

         

RSS 2.0 (Consejos calzado infantil) RSS 2.0 (Los Zapatitos de Alba)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Recomendados