At. al Cliente 664.543.139    L-V 9:30H-13:30H    PAGO 100% SEGURO   GRATIS.

 Mi cuenta

Dolor de pies en los niños: ¿A qué puede ser debido?

       

Dolor de pies en los niños: ¿A qué puede ser debido?

¿Qué es el dolor de pies en los niños? ¿Qué es lo que lo provoca? ¿Hay que preocuparse? ¿Y las soluciones? No te pierdas este post porque vamos a dar respuesta a todas estas preguntas.

Lo primero que  hay que decir es que el dolor de pies en los niños suele deberse en la mayoría de las ocasiones al crecimiento.

Desde que salen del útero materno hasta un poco más allá de su adolescencia, los niños y las niñas están en continuo crecimiento. Unos crecen un poco antes y otros un poco después y esto tampoco debe ser motivo de preocupación.

Cuando pegan “esos estirones” que a veces incluso nos sorprenden los músculos de los pies y también de las piernas son los que más lo notan.

En el primer año de vida de un bebé es cuando dan el principal cambio, sobre todo en sus pies. ¿Hay que estar pendiente del crecimiento de los pies? ¿Nos tenemos que preocupar en exceso si nuestros hijos nos dicen que tienen dolor en los pies y en las piernas?

Lo que sí debes tener siempre en cuenta es elegir la correcta talla en zapatos de niño y zapatos de niña.

Además de tener en cuenta la talla también es muy importante que elijas los zapatos confeccionados con los mejores materiales y que sean flexibles y transpirables. Zapatos de niño y niña como los que podrás ver en nuestra tienda online.

No podemos permitir que una mala elección del zapato de bebé o niños impida el correcto desarrollo de su pie.

No está de más que, al igual que haces con tu médico de cabecera o tu dentista, acudas al podólogo para que le eche un vistazo a sus pies.

De esta manera se puede descartar alguna malformación y, en caso de existir, corregirla. Cuanto antes se detecte un problema, mucho más rápida será la solución.

El crecimiento es la principal causa del dolor de pies en niños

Tal y como hemos dicho ya a lo largo de este post queda bastante claro que el crecimiento es la principal causa del dolor de pies en niños.

Por tanto, no hay que preocuparse en exceso, aunque sí prestar atención.

¿Por qué decimos esto? Pues porque no es la única razón por la que puedan sentir dolor los más peques de la casa.

Hay otras causas como puedan ser algunas malformaciones como los pies planos, valgos o cavos que a veces sí causan dolor.

Por eso insistimos en que es muy importante que los lleves a un podólogo para realizarle una revisión rutinaria ya que muchas veces este tipo de malformaciones no se perciben a simple vista.

En el caso de que el dolor sólo se deba al crecimiento es conveniente que al niño se le realizan una serie de masajes en sus pies y piernas. Por la noche es cuando más se agudiza el dolor.

Es lógico puesto que llevan todo el día en movimiento. Ya sabes que el pie, tanto de adultos como de niños, se va hinchando a medida que pasa el día.

Se hinchan todavía más si el niño o niña ha hecho deporte. Por eso insistimos en que si tienes que medir sus pies para elegir su talla es mucho mejor que lo hagas a primera hora de la mañana, nada más levantarse.

Elegir el zapato correcto para evitar el dolor de pies en los niños

Evidentemente, una mala elección del zapato para niño también puede causar dolor. Por esto te tienes que fijar muy bien en la horma, la anchura y el tipo de zapato.  

Es importante elegir la talla y la anchura. Es importante que el zapato no “les baile” y que el pie esté sujeto pero sin que ello les moleste.

Es siempre conveniente dejar un espacio entre sus dedos y la puntera para evitar la aparición de llagas y evitar al mismo tiempo que se sientan obligados a andar con el pie encogido.

No nos cansaremos de repetir que la elección de un buen zapato también es un buen síntoma de salud.

Igual de importante que duerman las horas que indica la Organización Mundial de la Salud en un buen colchón que evite dolores lumbares.

Con los zapatos pasan muchas horas al día. No tan solo van al cole y se divierten con sus amigos. También practican deporte.

Por eso es importante que para cada actividad tengan los zapatos adecuados.  Vamos, que no es nada conveniente que con unos zapatos de vestir jueguen a fútbol o al baloncesto. 

La talla del zapato es lo más importante. E igual de dañino es que les vengan pequeños que les vengan grandes. En su justa medida.

Controlar siempre su talla de zapatos

Una de tus misiones ha de ser siempre controlar su talla de zapatos. Ante los repentinos cambios de estatura los zapatos se les van a quedar pequeños en un santiamén.

Y, por cierto, pocas veces son ellos los que dicen “me aprieta el zapato”. Has de ser tú la que esté pendiente de sus continuos crecimientos e ir cambiando de talla cada vez que sea necesaria para evitar el dolor de pies en los niños.

Lo cierto es que cuando son bebés te puedes quedar sorprendido porque es posible que necesiten un talla de zapatos de bebé cada tres meses.

Esto ocurre hasta aproximadamente el año y medio de vida. Luego ya tienes que ir controlando cada cinco meses hasta que cumplan los dos años y así sucesivamente. Llegará un momento en que los niños te dirán si están cómodos con sus zapatos.

En definitiva. El dolor de pies en los niños no es nada preocupante y suele ser consecuencia de su propio crecimiento. Ahora bien, siempre hay estar vigilante por si ese dolor no fuera consecuencia de su crecimiento.

¿Has tenido tus hijos dolor de pies? ¿A qué se ha debido? ¿Cómo lo has solucionado? Contéstanos a estas preguntas en la sección de comentarios.

¿Te ha parecido interesante lo que te hemos contado en este post? Si tu respuesta es sí, nos encantaría que lo compartieras por redes sociales.

Publicado el 31/5/2021

       

RSS 2.0 (Los Zapatitos de Alba)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Recomendados